Melanoma: ¿qué lo hace tan agresivo? Señales de alerta y medidas de prevención que ignoramos

Melanoma: ¿qué lo hace tan agresivo? Señales de alerta y medidas de prevención que ignoramos Foto: iStock

Bloque que muestra la firma del editor.

Seguro habrás escuchado alguna vez sobre el melanoma, un tipo de cáncer de piel, considerado el más grave. Platicamos con un especialista para saber qué hace tan agresivo al melanoma y cuáles son las señales de alerta y medidas de prevención que a veces ignoramos.  

 

Cuando hablamos de cáncer, solemos pensar en cáncer de mama, autoexploración; pulmones, dejar de fumar… Pero, pese a su incidencia y gravedad, no todos tomamos consciencia de aquel que puede formarse en nuestra piel.

 

En Salud180 platicamos con el Dr. Jerónimo Rodríguez Cid, oncólogo médico adscrito al Servicio de Oncología Torácica del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, sobre este cáncer, los factores de riesgo, tratamiento y prevención.

 

Existen diferentes tipos de cáncer de piel, el melanoma es uno de ellos, aunque no el más común. Éste se deriva de los melanocitos, células que le dan pigmento a la piel, al tiempo que la protegen de los rayos ultravioleta, de ahí que las personas con tez clara se consideren con más riesgo.

 

También te puede interesar: Diferencias entre carcinoma y melanoma, saberlo puede salvar tu vida

 

¿Cuáles son los factores de riesgo para padecer melanoma?

El Dr. Rodríguez Cid, explica que el principal es el tipo de piel, así como la exposición a los rayos UV, no sólo cuando vamos a la playa y nos asoleamos, sino en la vida diaria. Es decir, estar expuestos a los rayos UV sin protección, aunque sea sólo para caminar en un día cotidiano, es un factor de cáncer de piel.

 

Claro, cada exposición es diferente y esto también tiene relación, el especialista señala que, respecto a la exposición a los rayos UV, influye tanto la cantidad, como el tipo de exposición (aguda o crónica, vives en lugares con exposición constante al sol o sólo es esporádica), así como el nivel de exposición.

 

De igual forma, lo son las camas de bronceado e incluso la aplicación de uñas de gel por la necesidad de introducir las manos a la lampara de rayos UV, ambas exposiciones se asocian a cáncer de piel, específicamente melanoma.

 

Por otro lado, están los factores de riesgo hereditario y aquellos que dañan la piel, pues el daño crónico, por ejemplo, de personas que trabajan en fábricas y están en contacto con asbesto o los mineros, puede propiciar la aparición de este tipo de cáncer.

 

¿Cuáles son las señales de alerta de melanoma?

Existen errores que cometemos, que podrían llevarnos a ignorar las señales de alerta, como no conocer nuestro cuerpo ni revisarlo constantemente, así como creer que el melanoma puede presentarse únicamente en las zonas expuestas al sol.

 

Nuestro oncólogo médico, señala que el melanoma no se comporta igual en todas las razas. Es decir, mientras el más frecuente en el mundo es el de tipo superficial, muy común en partes del cuerpo con exposición al sol, el que tiene más presencia en México es el acral lentiginoso, el cual aparece en lugares de no exposición al sol.

 

Esto es muy importante tenerlo en cuenta y, así como implementamos la autoexploración para prevenir o detectar a tiempo otros tipos de cáncer, es importante inspeccionar nuestros lunares y poner atención a cada parte del cuerpo.

 

Claro, no todo lunar es melanoma, por eso el Dr. Rodríguez nos recuerda la guía práctica para analizar nuestros lunares y diferenciar el melanoma de otros:

  • Asimetría. Si al cortarlo por la mitad imaginariamente no es simétrico o un lado es más grande que el otro, podría ser una señal de alerta.
  • Bordes. Los bordes deben ser lisos, no irregulares.
  • Color. Debe ser homogéneo, sin importar si es muy oscuro o menos oscuro.
  • Diámetro. Entre más grande sea un lunar de nueva aparición, más posibilidades de que se trate de cáncer… un lunar mayor de 6 mm aumenta el riesgo.
  • Evolución. Si un lunar de reciente aparición cambia su tamaño o forma en poco tiempo, no lo ignores.

 

Asimismo, el doctor señala que es muy importante poner atención a lunares recientes, en las palmas de las manos o plantas de los pies, los cuales deben revisarse, aunque no cumplan con los criterios ABCDE. Los únicos casos excluidos, son aquellos lunares de nacimiento.

 

Tomando en cuenta estas recomendaciones, el siguiente paso es acudir oportunamente al dermatólogo, pues ellos son los especialistas adecuados para hacer un diagnóstico que, de confirmarse, deberá ser tratado por un oncólogo.

 

También te puede interesar: Tipo de cáncer que aparece en las uñas y se confunde con un golpe

 

¿Por qué es tan agresivo el melanoma?

Aunque al hablar de piel, podamos menospreciar su importancia, la realidad es que el melanoma es un tumor sumamente agresivo y mortal, que, si bien no puede llamarse epidemia, sí ha aumentado su incidencia, y durante los últimos 5 años se ha visto un crecimiento en el número de casos, según indica el Dr. Rodríguez.

 

El melanoma se deriva de los melanocitos. Existen diferentes subtipos de melanoma, que confieren a diversas alteraciones genéticas (no del tipo hereditario), las cuales hacen que una célula cancerígena sea más agresiva.

 

En todos los subtipos de cáncer de piel, existen unos más agresivos que otros y tiene que ver con qué características genéticas tiene. Es decir, una célula normal, al tener una exposición a factores de riesgo muta, adquiriendo alteraciones genéticas; esas alteraciones son las que hacen que se vuelva una célula cancerígena y, que esa célula cancerígena, vaya adquiriendo alteraciones genéticas, lo cual le da la mayor agresividad.

 

¿Cómo se puede tratar el melanoma?

Al igual que en cualquier tipo de cáncer, la detección a tiempo es clave. De acuerdo al oncólogo médico, entre más pronto se diagnostique, más probabilidades de sobrevivir. Sobre el tratamiento y pronóstico, dependerá mucho de la etapa en que se encuentre.

 

Afortunadamente, el especialista señala que en el mundo la mayoría de los pacientes se presentan con una enfermedad potencialmente curable. En cuanto a las etapas, en la 1 y 2, donde el melanoma sólo se quedó en la piel, sin viajar a otro lado, si bien depende un poco de la profundidad, la probabilidad de quedar curado ronda entre el 85 y 93 por ciento.

 

Cuando el tumor ya logró viajar a los ganglios linfáticos, pero no a otro órgano, es decir, la etapa 3, la probabilidad de curarse a largo plazo, sólo con cirugía, es de 40 a 60 por ciento.

 

Finalmente, en la etapa 4, la más avanzada, cuando el tumor logró invadir otros órganos, como pulmón, hueso, hígado, se considera incurable, pero eso no significa que no sea posible llevarla como una enfermedad crónica, manteniendo una buena calidad de vida con el uso de medicamentos.

 

La posibilidad de mejorar los pronósticos de estos pacientes, se debe, en gran medida, a los avances en medicamentos, de los cuales se destacan 2: uno que funciona para el melanoma con la mutación BRAF y, por otro lado, la inmunoterapia, que activa las defensas del paciente para que ataquen el tumor.

 

También te puede interesar: 4 síntomas de cáncer de vejiga que no debes confundir con una infección urinaria

 

Dos medidas importantes para prevenir el melanoma

El Dr. Jerónimo Rodríguez Cid, destaca 2 medidas muy importantes que debemos seguir para disminuir la cantidad de melanoma. La primera, es usar diariamente protector solar, pero no sólo eso, sino aplicarlo cada 4 horas, sin importar si está nublado, lloviendo o si estamos en la ciudad.

 

Sobre cuál elegir, él recomienda uno con un factor de protector solar (FPS)  mínimo de 50, idealmente no comercial, sino farmacéutico.

 

La segunda estrategia, es tener una revisión de piel una vez al año por un dermatólogo, ya que ellos son quienes nos pueden ayudar a distinguir un lunar maligno de cualquier otro; estas revisiones podrían hacer la diferencia.

 

Finalmente, también es importante reducir al máximo la exposición a rayos UV de cualquier tipo, eso significa mantenerte alejada de las camas de bronceado, e incluso de las uñas de gel. Asimismo, si utilizas cloro o limpiadores, en especial con mucha frecuencia, no olvides proteger tu piel usando guantes.

 

Es verdad que el melanoma es un cáncer de piel agresivo, pero también es prevenible, disminuir los factores de riesgo y acudir con tu dermatólogo es el primer paso. Si detectaste un lunar diferente, no te dejes llevar por el miedo y acude al especialista, tratarlo a tiempo marcará toda la diferencia.

 

No olvides guardar este contenido en Pinterest.

 

 
Lo que pasa en la red

imxsify block

 
Comentarios