Pacientes con Covid-19 podrían desarrollar demencia en un futuro

Pacientes con Covid-19 podrían desarrollar demencia en un futuro. Foto: iStock

Bloque que muestra la firma del editor.

Uno de los síntomas más característicos del Covid-19 ha sido el delirio en pacientes hospitalizados. El delirio es tan común con el coronavirus, que algunos investigadores han propuesto convertir la afección en uno de los criterios de diagnóstico de la enfermedad.


Un nuevo estudio sugiere que los infectados por coronavirus que enfrentaron delirios durante la enfermedad, podrían padecer demencia los próximos años.

 

El hallazgo fue publicado en la revista científica  “Nature” . Los autores del estudio explicaron que el delirio ocurre cuando el cerebro no puede compensar una situación estresante, es decir, los neurotransmisores se desequilibran y los mensajeros químicos (dopamina y la acetilcolina) dejan de actuar de manera correcta, siendo los adultos mayores los más afectados.

 

Un estudio de abril de 2020 en Estrasburgo, Francia, encontró que el 65% de las personas que estaban gravemente enfermas con coronavirus tenían confusión aguda, un síntoma del delirio. Los datos presentados el mes pasado en la reunión anual del American College of Chest Physicians por científicos del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee, mostraron que el 55% de las 2.000 personas que rastrearon y que fueron tratadas por Covid-19 en unidades de cuidados intensivos (UCI) de todo el mundo habían desarrollado delirio. 

 

La pandemia ha despertado el interés de los médicos por la enfermedad, dice Sharon Inouye, geriatra del Instituto Marcus para el Envejecimiento y la Facultad de Medicina de Harvard en Boston, que ha estudiado el delirio durante más de 30 años.

 

En la última década,  diversos estudios han revelado que un solo episodio de delirio puede aumentar el riesgo de desarrollar demencia años después y acelerar las tasas de deterioro cognitivo en aquellos que ya padecen la afección.

 

Y también el caso a la inversa puede ser viable: tener demencia aumenta la probabilidad de que alguien desarrolle delirio.

 

“El delirio ocurre fácilmente cuando el cerebro no puede compensar una situación estresante”, explica Tino Emanuele Poloni, neurólogo de la Fundación Golgi Cenci en las afueras de Milán, Italia. 

 

Un metanálisis de 2020 de 23 estudios mostró que el delirio durante una estadía en el hospital se asoció con 2,3 veces más probabilidades de desarrollar demencia. Por su parte, el trabajo de científicos brasileños mostró que, en un grupo de 309 personas con una edad promedio de 78 años, el 32% de los que desarrollaron delirio en el hospital progresaron a tener demencia, en comparación con solo el 16% de los que no lo hicieron.

 

Por si esto no fuera poco, los científicos descubrieron que, mientras más tiempo está delirando una persona, mayor es su riesgo de deterioro cognitivo posterior, según un estudio de 2013 del psicólogo James Jackson de la Universidad de Vanderbilt y sus colegas. El trabajo de Inouye, Jackson y otros investigadores encontró que lo contrario también era cierto: incluso después de controlar por edad, los síntomas de demencia existentes aumentaban las posibilidades de desarrollar delirio.

 

 

 
Lo que pasa en la red

imxsify block

 
Comentarios