4 tipos de “enemigos” que dañan profundamente una relación y opacan tu felicidad

4 tipos de “enemigos” que dañan profundamente una relación y opacan tu felicidad/ Foto: iStock

Bloque que muestra la firma del editor.

Mantener una relación sana es sinónimo de tranquilidad cuando no hay espacio para la duda. Sin embargo, esto no quiere decir que todo sea “perfecto”, las etapas difíciles nos permiten reconstruirnos, el problema es que si dejamos que alguno de estos 4 tipos de "enemigos" se apoderen de la relación, podrían dañarla profundamente.

Todas las relaciones de parejas pasan por diferentes etapas, en cada una de ellas podemos tomar la “decisión definitiva” o seguir adelante aprendiendo de los momentos difíciles. De acuerdo con un artículo publicado por especialistas del instituto médico Cleveland Clinic, existen tres etapas fundamentales: la etapa romántica, la etapa de la lucha por el poder y la de amor incondicional. 

Existe un sinfín de razones por las que una relación puede fracasar, normalmente, se debe a la pérdida de confianza, una mala comunicación, la falta de respeto, diferencia de prioridades e incluso la incompatibilidad en la intimidad. Aunque no lo creas, el amor no siempre es suficiente o capaz de vencer a este tipo de “enemigos”.

Un artículo publicado por el National Center for Biotechnology Information, la confianza es fundamental para desarrollar relaciones sanas, seguras y satisfactorias, sin ella, las parejas jamás podrán sentirse cómodas entre sí y la relación jamás tendría una estabilidad. Aunque se construye lentamente, puede perderse en un abrir y cerrar de ojos si hay infidelidad, mentiras o falta de compromiso.

También te puede interesar: Cómo saber si ya no eres feliz con tu pareja: 4 señales de que es mejor dejarle ir

Si quieres que tu relación funcione, debes saber que existen 4 “enemigos” que son capaces de dañar a las parejas profundamente, descubre cuáles son antes de que sea demasiado tarde porque no siempre hay lugar para las segundas oportunidades.

1. Las mentiras

La honestidad es uno de los pilares fundamentales para que una relación funcione, el problema es que cuando las mentiras entre la pareja son más comunes de lo que imaginamos tarde o temprano se dañará la relación, por más pequeña que sea una mentira, debes saber que la verdad siempre sale a la luz y podría causar un problema de pareja dependiendo de la gravedad.

¿Por qué le mentimos a la pareja? Normalmente, lo hacemos para evitar un perjuicio o adquirir un beneficio, sea cual sea la razón, una vez que las mentiras se convierten en algo regular, podría indicar una falta de comunicación, falta de seguridad en uno mismo, falta de comprensión o falta de confianza.  

Mujer llora al descubrir mentiras de su pareja

Foto: iStock

El problema, es que al no ser sinceros ocultamos información a la pareja, pero también tergiversamos la realidad, inconscientemente, consideramos que nuestra pareja es ingenua al creer lo que decimos, pero no consideramos los efectos que puede causar, por ejemplo, la pérdida de confianza, decepción, dolor, frustración, romper los lazos o conexiones o la obsesión de buscar otras posibles mentiras.

2. Celos

Aunque los celos se relacionan con la inseguridad y la falta de confianza con uno mismo, cuando son excesivos e irracionales pueden dañar profundamente una relación, ya que ejercen control sobre la pareja, recurren a la intimidación e incluso a la violencia para “enmascarar” los sentimientos. Sin embargo, por nada del mundo debemos confundir los celos con amor.

3. Manipulación emocional

La manipulación emocional puede ser difícil de reconocer porque comienza de manera sutil, pero con el paso del tiempo se convierte en una constante donde el manipulador obtiene el control de la pareja al grado de aceptar culpas o responsabilidades que no son nuestras, pero lo hacemos para mantener una “relación estable” sin imaginar el daño que nos termina rompiendo.

Mujer insegura con su pareja

Foto: iStock

4. Dependencia emocional

Algo que debemos tener muy claro, es que en una relación cada uno tiene su vida de manera independiente, pero la compartimos para formar un amor sano. Cuando tenemos una necesidad constante de estar todo el tiempo con nuestra pareja para sentirnos bien, basamos nuestra felicidad en alguien más sin imaginar que poco a poco asfixiamos a la pareja.

Como podrás darte cuenta, hay veces en las que no podemos luchar solos con estos “enemigos”, por ello, si te sentiste identificado en algún punto, lo más recomendable es que busques ayuda de un especialista para trabajar en ti, sanar y entonces sí, lograr una relación sana desde el amor verdadero.

No olvides guardar este pin en Pinterest

Comentarios
 

imxsify block

Lo que pasa en la red
 

Videos Recomendados