Cómo diferenciar los acrocordones de las verrugas: riesgos y cómo eliminarlos

Cómo diferenciar los acrocordones de las verrugas: riesgos y cómo eliminarlos Foto: iStock

Bloque que muestra la firma del editor.

Los bultos o excedentes de piel que aparecen en el cuello y otros pliegues del cuerpo, suelen considerarse comunes e inofensivos, pero no todos son iguales. Te decimos cómo diferenciar los acrocordones de las verrugas, sus riesgos y cómo eliminarlos.

 

Muchos de nosotros hemos padecido, o al menos conocido a alguien que los sufra, de esos pequeños bultos en la piel que se forman como una especie de lunar en tercera dimensión, de color carne, café o marrón oscuro.

 

En general, solemos referirnos a ellos como verrugas, sin embargo, no son lo mismo. Diferenciarlos es importante porque también son distintas las causas, así como los tratamientos.

 

¿Cuál es la diferencia entre acrocordones y verrugas?

En apariencia, las verrugas, acrocordones e incluso lunares, pueden parecerse. La mejor forma de identificarlos, es acudir al dermatólogo para que observe y analice tu piel, de esta forma también puede ayudarte a diagnosticar la causa y dar un tratamiento si es necesario.

 

Sin embargo, hay características que podrían ayudar a distinguirlos. Por un lado, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, explica que, en general, las verrugas son crecimientos redondos u ovalados, elevados y ásperos. Su color puede ser más claro o más oscuro que tu piel, rara vez son negras.

 

Existen diferentes tipos y sitios donde se manifiestan. Las llamadas comunes, suelen aparecer en las manos, aunque no es el único lugar; también hay unas planas que aparecen en la cara y frente, además de las genitales, plantares, las que salen en las uñas y mucosa.

 

En contraste, los acrocordones se caracterizan por ser crecimientos que sobresalen de la piel y tienden a colgar. Su color es generalmente del mismo tono de tu piel o más oscuros, con un tamaño que puede llegar a los 5 cm de diámetro, aunque la mayoría son pequeños.

 

En cuanto a su ubicación, suelen presentarse en los pliegues, como cuello axilas o ingle. Por lo tanto, la principal diferencia entre acrocordones y verrugas, es que, aunque ambos sobresalen, los primeros cuelgan de la piel.

 

Afortunadamente, en general, ambos crecimientos de piel son inofensivos. Aunque las causas varían: las verrugas son causadas por el virus de papiloma humano, del cual hay más de 150 tipos y los acrocordones pueden asociarse a algunas enfermedades, como la diabetes.

 

 

¿Por qué salen los acrocordones?

Los acrocordones, se forman por fibras de colágeno y vasos sanguíneos que están rodeados por una capa delgada de piel. No está completamente claro qué los causa, aunque existen factores de riesgo que incrementan tu probabilidad de desarrollarlos.

 

Entre ellos, la Western New York Urology Associates, mencionan a la irritación en la piel el embarazo, la acromegalia, obesidad, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2 y enfermedad de Crohn.

 

¿Los acrocordones son señal de diabetes?

En general, tener un acrocordón, podría no representar un riesgo. Sin embargo, cuando son muchos, suelen asociarse con diabetes o resistencia a la insulina, que con el tiempo puede llevar a padecer diabetes tipo 2.

 

De acuerdo a la Federación Mexicana de Diabetes, la forma como se relacionan, es el papel de la insulina. Además de ayudar a utilizar la glucosa de forma correcta, la insulina promueve el crecimiento, por lo que se refleja en la piel.

 

Esta puede hacer que las células de la piel crezcan de forma acelerada, formando los acrocordones y las líneas más oscuras del cuello y axilas.

 

Por lo tanto, si tienes múltiples acrocordones, lo mejor es realizarte pruebas para la diabetes para descartar o confirmar esta enfermedad y dar un tratamiento adecuado.

 

¿Cómo eliminar los acrocordones?

Al no ser malignos, podría no requerirse retirarlos. Sin embargo, es posible hacerlo ya sea por un tema estético o porque provocan molestias al roce con las prendas o piel, lo cual puede derivar en irritación, dolor o sangrado.

 

Aunque existen diferentes remedios naturales que prometen acabar con los acrocordones, los especialistas de la Cleveland Clinic recomiendan evitarlos. La razón es. que lejos de eliminarlos, podrían causar irritación e incluso úlceras en la piel, peor si intentas cortarlo, pues corres riesgo de una infección.

 

Lo mejor es acudir con un dermatólogo que confirme que se trata de un acrocordón y, con técnicas especializadas, lo elimine. Entre las formas para eliminarlo están:

 

* Cortando con una tijera quirúrgica o bisturí

* Congelación con nitrógeno líquido, que ayuda a que caiga después de 10 o 14 días

* Electrodesecación, un método donde se seca el tejido con un electrodo en forma de aguja

 

Sin duda, cualquier crecimiento en la piel, puede ser preocupante y poco estético, pero antes de actuar es importante identificar de qué se trata, de esa forma descartaremos un problema mayor.

 

Si tienes muchos acrocordones, acude con tu médico para diagnosticarlos, descartar un problema de diabetes o resistencia a la insulina y eliminarlo.

 

No olvides guardar este contenido en Pinterest, y seguirnos en Facebook y YouTube para encontrar más contenido saludable.

 

 
Lo que pasa en la red

imxsify block

 
Comentarios