Despertar en medio de la noche por un calambre en las piernas: 4 causas preocupantes

Despertar en medio de la noche por un calambre en las piernas: 4 causas preocupantes/ Foto: iStock

Bloque que muestra la firma del editor.

Por fin logras dormir plácidamente tras un largo día de trabajo, cuando de repente, un calambre intenso interrumpe tu descanso, ¿te ha pasado? Quizá hayas sentido que el músculo se aprieta como si fuera un nudo, calor local y hasta hormigueo. ¡Alerta! Si por más que estiras la pierna éste no desaparece, existen 4 causas preocupantes de los calambres nocturnos.

Los calambres en las piernas pueden presentarse a cualquier hora del día, se tratan de contracciones musculares muy dolorosas e involuntarias que suelen afectar a la pantorrilla. Aunque también, se presentan en cualquier parte de la pierna, muslos o planta de los pies. De acuerdo con especialistas del instituto médico Mayo Clinic, pueden durar desde un par de segundos hasta varios minutos. 

Cuando los calambres se presentan durante la noche, afectan la calidad del sueño al interrumpirlo abruptamente, si después de ellos te cuesta más trabajo conciliar el sueño, al día siguiente podrías sentirte más cansada y quizá no puedas concentrarte tan fácilmente, pero con el tiempo, también podrías desarrollar problemas de insomnio. 

También te puede interesar: 3 razones por las que no puedes dormir: el insomnio no es la única causa

Aunque la frecuencia dependerá de cada persona, un artículo publicado en el National Institutes of Health, revela que alrededor del 30 por ciento de las personas pueden experimentarlo al menos unas cinco veces al mes. Sí, es cierto que son más comunes en los adultos mayores, pero no te confíes porque podrían ser una advertencia de tu cuerpo.

Síntomas: cómo se siente un calambre

Dolor repentino y agudo

Contracción involuntaria de los músculos

Duran segundos o minutos antes de que se relaje el músculo

Causan sensación de calor local

¿Qué causa los calambres nocturnos?

Aunque la mayoría de las veces creemos que los calambres se presentan por falta de potasio y hasta nos recomiendan el plátano como remedio efectivo. Sin embargo, especialistas del instituto médico Cleveland Clinic, categorizan a los calambres nocturnos en dos tipos:

Calambres idiopáticos

Cuando se desconoce la causa exacta, pero pueden deberse si llevas una vida sedentaria, si pasas la mayor parte del día sentada, los músculos pueden contraerse o acortarse conforme pasa el tiempo porque no tienden a estirarlos, pero también, si tienes el hábito de cruzar las piernas podrías restringir el flujo sanguíneo y causar calambres nocturnos, cuando las piernas ya están más relajadas.

Por otra parte, los calambres nocturnos suelen ser comunes en mujeres embarazadas debido al aumento en la demanda nutricional y los cambios hormonales que sufre el cuerpo durante esta hermosa etapa de tu vida.  

Foto: iStock

Calambres secundarios

Se presentan como síntoma a una afección médica, más allá de una fatiga muscular o problemas en el sistema nervioso, especialistas del instituto médico Mayo Clinic, sugieren que la cirrosis no alcohólica, insuficiencia renal, padecer hipo e hipertiroidismo, diabetes o la neuropatía son problemas de salud que dañan los nervios periféricos, causando calambres nocturnos con frecuencia, debilidad, entumecimiento y dolor intenso.

Por otra parte, es importante que tengas el hábito de tomar agua si quieres evitar los calambres, pues la deshidratación causa un desequilibrio de electrolitos en la sangre, favoreciendo la aparición de calambres durante la noche, exacto, ya cuando estás más dormida que despierta.

Aunque son necesarios para mantener “a raya” nuestros padecimientos, la toma de medicamentos para tratar la presión arterial, las estaninas para reducir el colesterol, diuréticos o broncodilatadores contra el asma, pueden causar un efecto secundario que estreche las arterias de las extremidades inferiores y reduzca el flujo sanguíneo, por inhibir la producción de células en los músculos o incrementar la producción de ciertos electrolitos como el sodio, cloruro o potasio a través de la orina.

Foto: iStock

Si padeces calambres nocturnos con frecuencia, lo más recomendable es que acudas con tu médico para determinar si existe una causa que pueda ser preocupante. Aquí te comparto los siguientes tips para lograr que desaparezcan sin que esos minutos se conviertan en una eternidad.

1. Estira la pierna y flexiona

2. Masajea el área afectada

3. Presiona tu pie contra el suelo

4. Aplica una almohadilla térmica para generar calor

Una vez que desaparezca el calambre, es muy recomendable colocar las piernas en alto para activar tu circulación sanguínea, si el dolor permanece en la zona afectada, puedes tomar un analgésico de venta libre como ibuprofeno o paracetamol.

Ahora que ya sabes por qué aparecen los calambres a medianoche, no dudes en consultar a tu médico a tiempo antes de seguir pensando que sólo es por falta de potasio.

No olvides guardar este pin en Pinterest

 
Lo que pasa en la red

imxsify block

 
Comentarios