Esto es lo que le ocurre a tu cuerpo cuando no dejas de pensar: ¿sesos fatigados?

¿Alguna vez dejas de pensar? Es complejo responder si consideramos que las mejores ideas surgen en el baño o bajo la regadera. Foto iStock

Bloque que muestra la firma del editor.

¿Alguna vez dejas de pensar? Es complejo responder si consideramos que las mejores ideas surgen en el baño o bajo la regadera. No obstante, tanto darle vueltas a las cosas podría estar pasando una factura a nuestro cuerpo y nosotros ni cuenta nos hemos dado: ¡nuestros sesos se fatigan! 

Bueno, no de forma tan literal más que nada es como general. En otras palabras, ese agotamiento que nos hace arrastrarnos para trabajar puede tener por causa la mente. 

Un estudio atribuye el cansancio al esfuerzo mental 

De acuerdo a una investigación elaborada por la Universidad Sorbona de París, y publicado en la revista especializada Current Biology, a esto se le llama fatiga cognitiva  y surge por actividades que llevan a las personas a rutinas automáticas y desgastantes. 

Persona con nubes en la cabeza

Foto iStock

Tambien les puede interesar: Cómo tener una sansevieria o “lengua de suegra” llena de flores y verde todo el año: 3 fertilizantes efectivos

El estudio señala que el trabajo duro mental lleva a una acumulación de glutamato en la corteza prefrontal lateral. Un aminoácido que se encuentra en la naturaleza, y es frecuente verlo en carnes, queso parmesano, setas y otros alimentos. 

Los peligros de trabajar con un cerebro fatigado 

Realizar actividades mientras se está cansado es igual de riesgos que manejar en estado de ebriedad; ya que afecta la memoria, el equilibrio, la concentración y la toma de decisiones, revela la Texas Department of Insurance. 

Ahora que pienses en descansar, te lo vas a tomar muy en serio y no volverás a ignorar esa sensación de agotamiento

 
Lo que pasa en la red

imxsify block

 
Comentarios