Cómo enfrentar el cáncer a los 20, 30 y más….

Diariamente mueren 15 mujeres por cáncer de mama en México. Cortesía: Getty Images

Bloque que muestra la firma del editor.

Tres mujeres, tres historias y un común denominador: luchar contra el cáncer de mama.

 

Ellas forman parte de la estadística de mujeres con cáncer de mama en México, enfermedad cuya incidencia aumentó en este 2015 en un 14%; que provoca cada día el fallecimiento de 15 mexicanas, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Cancerología (InCan).

 

Datos de la Secretaría de Salud Federal (Ssa) reportan el diagnóstico anual de 18 mil a 20 mil casos de cáncer de mama; pero, ¿qué pasaría si tu mamá, tu mejor amiga, tu hermana o tú fueran parte de estas cifras?

 

En Salud180 nos dimos a la tarea de buscar a tres mujeres a las que el cáncer afectó a los 20 y 30 años, edades en las que difícilmente puedas creer que esta terrible enfermedad pueda llegar a tu vida. ¡Conócelas!

 

 

 

Cuando el cáncer llega a los 30…

 

Fátima Miganjos tenía 38 años cuando sintió una bolita al palparse los senos que la hizo enfrentar quimioterapias y una mastectomía. Para ella, lo más importante era seguir viva para  su pequeña de 6 años.

 

 

A pesar de su corta edad mi niña me enseñó el valor de la vida, ella me cuida y no me deja caer. Por ella estoy aquí y no me rendiré”.

 

¡No te fíes!

 

 

La autoexploración es determinante para la detección de cáncer de mama.  Es algo que sabe bien Ana Barrera de 31 años, quien gracias a este chequeo oportuno pudo enfrentar la enfermedad con quimioterapias y frenarla por 15 años... hasta que se despreocupó y la enfermedad reapareció con más fuerza.

 

Finalmente fue necesario practicarle la mastectomía y extirpación de los ganglios de axila.

 

 

 Tengo prohibido cargar cosas pesadas o hacer las labores del hogar. Ahora NO me confío y acudo a realizarme mis exámenes de rutina, los cuidados del cáncer son para toda la vida”.

 

Datos del Sistema Nacional de Salud revelan que el 49 %de las mastografías se practican a mujeres de entre 40 y 49 años.

 

 

Nadie está exento

 

El cáncer no respeta edad ni condición social, fortuna o raza. Es lo que demuestra los casos de Angelina Jolie y Kylie Minogue, que con tan sólo 37  y 34 respectivamente, junto a riqueza y fama, tuvieron que enfrentar no sólo la predisposición a padecer cáncer de mama en la primera y ya directamente la enfermedad en el caso de la segunda, sino también sus consecuencias, como una doble mastectomía.

 

 

La vida tiene muchos desafíos. Los que no nos deben asustar son sobre los que se pueden asumir. Ahora puedo decirles a mis hijos que no teman perderme por el cáncer de mama”. Angelina Jolie

 

 

 

Es importante saber que aunque tengas cáncer sigues siendo la misma persona. Te simplificas casi a cero, pero al final, la mayoría de la gente termina sintiéndose mejor consigo misma". Kylie Minogue

 

El cáncer a los 20 años y… esperando bebé

 

En México, el cáncer de mama se presenta antes de los 40 años de edad cada vez con mayor frecuencia, pero,  ¿cómo lo vive una mujer embarazada?

 

Con tan sólo 28 años de edad y 7 meses de embarazo, Claudia del Pino, descubrió que tenía cáncer de mama tras una autoexploración y exámenes ordenados tanto por el oncólogo como por su ginecólogo.

 

 

El cáncer me trajo sólo cuestiones positivas. Aprendí a disfrutar a mi familia y cada vez que me veo sin mis senos me siento hermosa y orgullosa de mí misma, porque al perderlos gané vida”.

 

Gracias a un estudio presentado en el Congreso Europeo sobre el Cáncer, en Viena, y publicado en el New England Journal of Medicine, se confirma que las mujeres embarazadas con cáncer de mama, leucemia y linfoma, pueden ser tratadas con ciertos tipos de quimioterapia, sin efectos negativos en el niño.

 

 

Aunque la ciencia siga avanzando contra el cáncer de mama, recuerda que la autoexploración mamaria es fundamental a partir de los 18 años de edad, siempre 8 días después del periodo menstrual, junto a la mastografía, ésta a partir de los 40 años.  Si descubres que de tus senos sale algún líquido, palpas alguna protuberancia interna o externa, o te parece que la coloración cambió, acude de inmediato con tu médico.

 

Una alimentación sana, realizar ejercicio periódicamente y evitar el alcohol y tabaco, son algunos de los hábitos a implementar como parte de la prevención de esta y otras enfermedades.

 

No pases a formar parte de una estadística letal, ¡tócate y cuídate!

 

*Una mastografía es una radiografía de la glándula mamaria que permite detectar lesiones no palpables y diagnosticar el cáncer de mama.

 

 

 
Lo que pasa en la red

imxsify block

 
Comentarios